El nacimiento de un gran albariño

A finales de los años 80, La Rioja Alta, S.A. abandona definitivamente la elaboración de vinos blancos riojanos y comienza con ahínco la búsqueda de un gran blanco, de gran personalidad y que tuviera elementos diferenciadores con otros vinos españoles. Así comienza la historia de una preciosa trayectoria en tierras gallegas.

Estos son sólo algunos hitos destacados en la trayectoria de Lagar de Cervera. Si desea ampliar la información sobre nuestra historia, le invitamos a leer el capítulo ‘Nuestro pasado, presente y futuro’ del libro "Tres Siglos de La Rioja Alta, S.A."

Seleccione los años que son hitos en la historia de Lagar de Cervera

1988
Apostamos por O Rosal (Pontevedra) para afincarnos en Galicia y probar nuevos caminos enológicos. Adquirimos la bodega tradicional Fernández Cervera Hermanos S.L. y cambiamos la antigua razón social por la de Lagar de Fornelos, S.A. Como homenaje a los fundadores, siempre hemos respetado la marca Lagar de Cervera.
1990
Con Ángel Suárez al frente del proyecto desde 1988, comenzamos a renovar las instalaciones iniciando una esencial tarea para asegurar la calidad de nuestra materia prima: conformar el mayor viñedo de uva albariño de Rías Baixas que progresivamente va creciendo desde las 5 hectáreas iniciales a las más de 65 actuales.
2004
La prestigiosa revista norteamericana Wine Spectator elige al albariño Lagar de Cervera como uno de los ‘100 Mejores Vinos del Mundo’.
2011
Comenzamos el proyecto y las obras de construcción de la nueva bodega. El objetivo: mejorar la calidad en las diversas fases de elaboración de nuestro vino y reforzar estéticamente nuestra casa gallega.
2012
La I Edición del concurso ‘Albariños al Mundo 2012’ organizada por la Unión Española de Catadores concede una medalla de oro a Lagar de Cervera 2011 y el orujo de hierbas Viña Armenteira.
2013
Celebramos el 25 aniversario de Lagar de Cervera, culminan las obras e inauguramos la nueva bodega, en la que invertimos 2,8 millones de euros.